martes, 8 de enero de 2013

LA LUNA A TUS PIES



Foto de  anne.vanilla


La luna a tus pies

Lo vio perderse en la oscuridad de la noche, dejando que el eco de sus palabras acariciase su despedida.
”No te merezco. No puedo conseguirte lo imposible”.
Ella guardó en su alma un suspiro más y observó el reflejo de la luna sobre el charco que, en el suelo, había formado su propio llanto.