AHOGADOS



Me ahogó la falta de aire que te llevaste con tus suspiros. Tu ausencia me asfixió los sueños que nos quedaban por cumplir.
Y ahora, ya no pides espacio para respirar porque no sabes qué hacer con tanto aire.
Te ahoga la consciencia de tu propia soledad.

Comentarios

Mos ha dicho que…
Hola, soy Mos. En esta ocasión vengo por aquí para llamar tu atención sobre una nueva entrada en mi blog que me gustaría que leyeras.
Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.
P.S. En otro momento volveré por tu blog con la atención que te mereces.
Hasta pronto.