lunes, 21 de noviembre de 2011

TIEMBLO



Tiemblo. 
Con la mirada perdida tras los cristales empañados por mi propio aliento. 
Espectadora de una realidad que no puede alcanzarme, que nunca conseguí sentir como algo mío.
Tiempo desperdiciado que se estrella contra el cristal y no llega a despertar mi conciencia.
Tiemblo. 
Mientras la vida exterior se va agotando bajo el frío, bajo las prisas, bajo las ganas de vivirla… sin una pausa que permita mirar hacia los cristales que ocultan a los que se limitan a limpiar la condensación de su propia respiración.
Tiemblo. 
Solo tiemblo.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

NIÑO DE PLATA


Oscurece en el bosque
y entre los árboles se acentúa el silencio
¿Lo oyes?
Murmura cantos entre las ramas,
enseña lecciones al niño perdido.
¿Lo ves?
Duerme envuelto entre raíces y
murmura versos a la luna llena.
¿La oyes?
Contesta y arrulla con voz de plata
sanando con sus rayos al hombre herido.
¿Lo ves?
Busca al niño entre el silencio oscuro
pero la plata lo engaña
y convence al niño para que no se vaya.