martes, 24 de mayo de 2011

CONCLUSIONES EQUIVOCADAS



Simplemente con pensarte mi noche se llena de luz.
Dame una sola razón para cambiar de actitud.
Acaríciame cuando el silencio haya tomado el relevo,
aprovecha que no pienso y roza mi piel mientras duermo.
He respirado con tus suspiros,
he caminado por medio de tus latidos
Y al final… conclusiones equivocadas.
Sal de mi vida a oscuras mientras abrazo a mi almohada,
estás atado a mi recuerdo, pero eso no cambia nada . . .
Mañana cuando despierte
mi piel te recordará como quién recuerda un sueño.

*Rescatando retazos

sábado, 7 de mayo de 2011

LA REALIDAD DE LAS AUSENCIAS




Las palabras que nunca te dije penden de mis silencios y le hablan a mi alma de despedidas acalladas.
El tiempo de todo lo silenciado busca el perdón en mis sentidos para llegar a la certeza de que mi piel te echa de menos.
Busco excusas y me aferro a lo irremediable del destino pero es la realidad de las ausencias la que golpea a esa parte de mi conciencia que guarda recuerdos de ti.
Afrontaré esas noches en vela, esas que se llenan de lo que pudo ser.
Asumiré las horas en las que mis latidos intentan silenciar a mi memoria.
Seguiré enredada en el vacío del silencio, en las palabras que no llegaron a existir porque volaron detrás de un adiós vaciado de razones.