MENTIRAS




Mentiras enmudecidas que forman sonrisas tristes y confunden los sentidos como si fueran juegos infantiles que cayeron presa del olvido.
Mentiras sigilosas que rondaron noches de insomnio llenando las horas negras con melodías que anestesian la angustia.
Mentiras que ensordecen al silencio de la conciencia y te convencen de que la vida no se ha acabado, que sigues vivo dentro de ese cuerpo que se mueve por instinto.
Toda una vida supeditada a las mentiras que siempre has querido creer, toda una mentira a la que siempre has llamado vida.



Comentarios

Charlie P. Raven ha dicho que…
Como todo lo que publicas, amiga, bastante bueno y real.
Sara ha dicho que…
Muy "made in Angelical"!!
Angelical ha dicho que…
^^ Gracias a los dos