jueves, 9 de septiembre de 2010

IDEA A LA FUGA


Desde el punto de partida corrió para hacerla volver en sí. Como si su destino dependiera de la profundidad de sus huellas en el intento de alcanzarla.
Su carrera se volvió vertiginosa, intentando atrapar motivos que antes habían escapado a su razón. No sopesó los riesgos de no alcanzar su objetivo, ni la distancia de su origen, ni la soledad que amparaba el trayecto.
Sólo importaba correr hacia ella, hacia esa idea disfrazada de humildad que se paseó ante sus ojos sin que reparara en su presencia y ahora… ahora solo le quedaba correr aunque sólo fuese para rozar la estela que dejaba al alejarse, correr para que no se perdiera en los rincones de su pensamiento, correr para no pensar que la había dejado escapar para siempre y que envejecería llorando una idea malgastada más.

10 comentarios:

Sara dijo...

¡Ay la leche! es como si hubiesemos estado en el mismo lugar.

Anoche, mientras dormía, tuve una ídea para escribir un relato, pero estaba muerta de sueño y no me podía levantar para anotarla, pero como estaba siendo muy consciente de la idea, pensé que no pasaría nada si no la anotaba, que al despertar la recordaría. Pues esta mañana me he despertado con una sensación extraña, como si me faltara algo, y entonces me he acordado de la idea, pero no de la idea en sí, sino de que la tenía que haber anotado. La perdí, como en tu texto.

Besotes

Angelical dijo...

Yo ya he aprendido que tengo que levantarme XDDDD
De hecho, este texto surgió de una sola frase que perdí, una frase que encerraba todo un relato que tengo a medias (y que sigue a medias porque esa frase no volvió)Dos dias estuve emparanoyada con la frasecita... al final la dí por perdida y sigo atascada :S

Sam dijo...

writer's block!!

Angelical dijo...

Writer´s tears

LEDESKA dijo...

Como sea que broto esto es simplemente hermoso... felicidades...


Ledeska

Angelical dijo...

Gracias ^^

Ardid dijo...

Muy buena entrada. Estoy totalmente de acuerdo con Sara. Yo ya estoy barajando subirme una libreta a la mesilla para no poder más buenas ideas.

Angelical dijo...

jajja lo de la libreta no es mala idea, pero cuando se comparte la cama, hay que tener en cuenta la facultad de escribir a oscuras XDDD

Ardid dijo...

Yo acabo usando el móvil. Por eso, mi chico me dice que algún día me acabará regalando una agenda electrónica. La inspiración siempre pilla desprevenida.

María Sur dijo...

Precioso tu texto. De los que hacen que te sientas identificada de inmediato con esa sensación.
En cuanto a lo de la libreta junto a la cama, también yo lo hago después de varias ideas perdidas a la mañana siguiente. Pero lo hago a oscuras. No veas los renglones por donde aparecen a la luz del día... jajaja