PESADILLA




Vuelvo a encontrarme en el mismo lugar donde todo se inició. Como si no lograra escapar de esa marea de sombras que me devuelve una y otra vez al mismo punto de salida.

Un bucle absurdo, una espiral que me ahoga en sueños perdidos, en caminos sin final, en pasos que caminan sobre sus propias huellas.

La costumbre me niega el avance, el fin se resiste a llegar sin explicación, en mi mirada se confunden pasado, presente y porvenir.

La angustia lastra mi cuerpo y mi garganta ahoga unos gritos que pretenden hacerme despertar. El silencio me ata con lazos mudos a lo oscuro de mis sueños, a lo escondido de mi yo consciente. Abro los párpados pero mis ojos siguen cegados a la realidad que hay fuera de mis miedos.

El bucle vuelve a alcanzarme y otra vez estoy al principio, a las puertas de una voz sin sonido, de unos pasos sin avance, de un sueño sin descanso.

Comentarios

Óscar Torres ha dicho que…
Muy bueno el relato ahora a ver si duermo... jeje, en serio, muy bueno :)
Angelical ha dicho que…
Tu sueño tiene que estar ya curado de espanto jajajjajaja