lunes, 2 de agosto de 2010

HILARIDAD


Me vuelco en mil miradas de colores

mis ojos han olvidado la monocromía

en una explosión jubilosa que anula la realidad.

Carcajadas irreverentes que tienen eco propio

que huelen a libertad y contagian de alegría.

El mundo desaparece tras el manto de la hilaridad.

Mi yo se ha vuelto risa ilógica

arrebato que logra rozar la psicopatía

cuando queda enfrentada a su potestad.

Mi mal es un carcajeo involuntario

que mi razón no consigue parar.

1 comentario:

Tropiezos y Trapecios dijo...

A veces la manera de soltar la rabia, el desencanto y la tristeza es una fuerte carcajada...y suele ser un método efectivo ¿verdad? me ha encantado :)
Pocas veces se encuentra una con un blog de calidad que brilla con luz propia. Precioso tu paraje de ensueño :)
Mis más ssinceras felicitaciones, te sigo :)