martes, 13 de julio de 2010

CONTIGO


Con la añoranza con la que se recuerda una vieja canción que creías olvidada...
Con la desolación que dejan en el alma las lágrimas de un poeta...
Con la satisfacción reflejada en el acto de organizar tu mente para expresar un sentimiento...
Con la seducción como herramienta para lograr inquietar a tu corazón...
Con el quejido arrancado por el avance de tu aliento sobre mi piel...
Con el presentimiento de que cualquier momento feliz se transformará en un recuerdo eterno...
Con lo bueno...
Con lo malo...
Con todo...
Con nada...
CONTIGO.

4 comentarios:

·Êl düêndê (¡n)fêl¡z· dijo...

Es curioso, porque a veces alguien para nosotros puede ser nada y todo al mismo tiempo. Nos puede doler y hacer felices. Nos puede pintar sonrisas y saltar lágrimas...
Nos puede enamorar y obligar a odiarlo.

Contigo, consigo, con nada o con nadie, el paso que hay entre todo y nada es un hilo fino.

Un abrazo

Tallahassse dijo...

Me ha gustado, una mezcla de lírica y mensaje directo (nada fácil, por cierto). Para mí define la esencia de compartir con alguien, de estar con alguien, es ese todo y ese nada...

Sara dijo...

Iba a decir algo, pero es que me he quedado simplemente enamorada de tu texto y no me sale nada...

Unala dijo...

Y contigo misma.