PARA CUANDO NO ESTÉS

Apagaré la luz para que se enciendan nuestras ganas.

Desterraré al verano para que sólo exista nuestro calor.

Callaré para que el silencio nos hable con palabras enmudecidas.

Sostendré tu mirada y la guardaré para cuando no estés.

Ahorraré caricias y te abrazaré sin ni siquiera rozarte.

Guardaré un adiós para cuando decidas irte sin ti,

para cuando yo me marche sin mí.

Aprenderé a estar sin ti para compartir contigo la soledad.


Comentarios

Emma ha dicho que…
Hola Angelical, qué hermoso poema.
El AMOR es el motor de la vida. De una u otra forma lo necesitamos. Que no te falta nunca. Un besote ;)
Julián ha dicho que…
¡precioso de verdad!

(aunque el repetir ese "sin ti" en el último verso...)