domingo, 31 de enero de 2010

AMANECER AUSENTE


Amanece.

Alarde áureo, acogedor acceso al alma adormecida.

Aurora acompasada al armonioso alboroto,

apenas audible, apenas advertido, apenas asequible.

Amanece ante algún aposento abandonado.

Así, aurora anodina, ausente, anulada...

Alborada asimétrica, anacoreta asíduo al aislamiento,

absurdo artista alabancioso...

Aún así, amanece.

Aún así, amaneces.

1 comentario:

Phantom dijo...

Aún así amanece. Implacable como el tiempo este amanecer tan bien descripto. Te sigo y te dejo la invitación a mi espacio:

http://cronicasfugitivo.blogspot.com/

Saludos.