jueves, 24 de septiembre de 2009

CAÓTICO INTERIOR


Un café a medio tomar

lágrimas que resbalan con desidia

y el verde de una lechuga.

La piel tensa de un tambor.

Un enano que corretea,

un tenedor que cae

la luna brilla distinta

yo te espero en la fila 12.

Sinsentido.

Manos que aprietan

y el agua fluye tranquila.

Sobres en blanco.

Lo que soy.


Nota: mi primer poema surrealista gracias a la escritura automática promovida por un tal Julián Castro jajajjjaja

1 comentario:

Jadeth dijo...

Pues te quedó fantástico, oshe....