martes, 21 de julio de 2009

VERSOS PARA UN FINAL


Cada vez huye más de los vivos,
cada vez habla más con los muertos
... y se deja arrastrar por los himnos
(aquellos que susurran cuentos).
Cada palabra es un lamento huído
cada silencio: un tesoro nuevo.
Canciones que perdieron su sonido,
latidos que se quedaron sin eco.
Se aleja de lo que fuimos.
Avanza en lo que seremos:
alma de muertos, polvo de vivos.


*Entre Rosalia de Castro y el guiño cuentacuentero.

2 comentarios:

Paula dijo...

Me ha gustado mucho, y eso q la poesía no me apasiona. A mi se me da fatal, x eso valoro tanto lo que has hecho tú. Está muy bien.
Saludos!

*Sechat* dijo...

Un homenaje precioso y sentido. De los mejores poemas que te he leído hasta ahora. ¿Por qué no lo propones para OZ como relato del mes? ¡Enhorabuena!