miércoles, 17 de diciembre de 2008

CUENTO CORTO, O MORALEJA LARGA, PARA ADOLESCENTES


Hay un visitante entrometido que llega sin invitación, en realidad no hace falta llamarlo.
Apáñatelas como puedas porque es el invitado sorpresa que hace de tu vida una fiesta y le pone a todo la chispa, el que hace que te sientas protagonista, por mucho que intentes pasar desapercibida.
Trae un documento firmado por el destino que le da carta blanca para entrar en tu corazón y hacerlo bailar al ritmo que él decida.
En el reverso hay una nota para ti, séllala con una mirada de complicidad y él se encargará de convertir en realidad los sueños que solo creíste posibles en los cuentos de hadas.
De su mano, sus ojos serán los de un príncipe azul, su sonrisa la del héroe que viene a salvarte, pero cuidado, porque en este cuento también existen los dragones que quieren aplastar el reino y brujas que, sin ser invitadas, llegan a la fiesta y quieren bailar con tu príncipe.
Tu ilusión hará que el hechizo siga vivo.
Pero siempre, ante todo y ante todos, sé tu misma y triunfarás en cada fiesta o en cada cuento que te prepare el destino.


Este texto ha sido seleccionado para ser publicado en el libro "Más cuentos para sonreir" de la editoral Hipálage.

domingo, 7 de diciembre de 2008

VUELVE A MENTIRME


Tus mentiras me arañan la piel y sin embargo

mis noches sin ti son sueños incompletos.

Convénceme de que tu sonrisa volverá a curar mis heridas

y dime que tus besos borrarán el silencio que ahora siento.

Llévate mis miedos que me derrumban cuando no puedo verte.

Vuelve a mentirme.

Júrame que el tiempo me hará borrar las dudas

y que lo nuestro será eterno.

lunes, 1 de diciembre de 2008

UNA CANCIÓN TRISTE


Se convirtió en una canción triste.

Una melodía susurrada que contaba

la verdad de su búsqueda ...

la búsqueda de su verdad.

Tarareaba desde la sombra del desamor,

haciéndose acompañar por lágrimas borrosas

y besos difuminados que volaban

hasta la mirada de los que oían su blues.

Su voz ronca se transformaba en melodía

oculta tras las teclas del piano

y su canción entonada volaba

ocultando un llanto que aún no había sido superado..

Se convirtió en canción triste

y dejó de ser persona para remontar el vuelo

como alma melodiosa que huye

del mundo que la atormenta.