viernes, 29 de agosto de 2008

TOO LATE



El tiempo se me ha derramado, escapándose entre mis dedos con actitud decidida e irrevocable.
Como una idea difuminada ha ido desapareciendo de forma indiferente, sin importarle nada, sin confesarme el refugio hacia donde corre a esconderse.
Los segundos se evaporan como las lágrimas que cayeron en el olvido, como los tragos amargos que fueron superados sin que los llorara.
Los minutos me arrinconaron haciéndome víctima de algún teorema descabellado que aún no ha sido inventado.
El tiempo ha huido de mi vida insinuándose con un adiós sutil, con los contornos desgastados por todo lo aprendido y todo lo que olvidé.
Salió dejando a mi disposición una página en blanco salpicada por esfuerzos inútiles para detener lo irremediable.
Nunca advertí la secuencia de sus agujas, lo inaccesible de su ritmo, lo productivo de su rotación. Sólo reparé en su presencia justo en el mismo instante en el que me di cuenta de su ausencia.

martes, 26 de agosto de 2008

BÚSCAME



Búscame en la parte de tus sueños
dónde la palabra se hace caricia,
donde tus propias lágrimas
se confunden con las gotas de lluvia.
Búscame donde un simple suspiro
pueda despertar la memoria de tus sentidos,
donde mi voz pueda acabar
con el letargo de tus emociones.
Búscame donde el tiempo
no pueda apropiarse del silencio,
ni del dolor, ni del recuerdo...
Búscame donde no exista el olvido.
Búscame en el rincón de mi alma
donde grabé tu imagen,
o quizás debes buscarme,
en el lugar de tu mente
donde se escondió mi adiós.

DERECHO AL SILENCIO




No quiero empezar una discusión...
ni siquiera una conversación.
Prefiero el silencio al sonido de palabras vacías.
A fuerza de excusas has creado una tormenta
que ahora se ha vuelto contra tí,
dejándote salpicado de mi indiferencia.
Sé que no tienes prisa por acelerar un final
que me aleje de ti,
pero tampoco se puede retrasar lo inevitable...
el tiempo no es una solución.
Estoy cansada de recordarte lo que nunca debiste olvidar
y ahora yo invoco mi derecho al silencio.

sábado, 23 de agosto de 2008

SENSACIONES ENCONTRADAS



Pienso que me estás sintiendo.

Siento que me estás pensando.

Cuento que me estás soñando.

Sueño que me estás contando.

Escribo lo que me escondo.

Me escondo en lo que escribo.