miércoles, 17 de diciembre de 2008

CUENTO CORTO, O MORALEJA LARGA, PARA ADOLESCENTES


Hay un visitante entrometido que llega sin invitación, en realidad no hace falta llamarlo.
Apáñatelas como puedas porque es el invitado sorpresa que hace de tu vida una fiesta y le pone a todo la chispa, el que hace que te sientas protagonista, por mucho que intentes pasar desapercibida.
Trae un documento firmado por el destino que le da carta blanca para entrar en tu corazón y hacerlo bailar al ritmo que él decida.
En el reverso hay una nota para ti, séllala con una mirada de complicidad y él se encargará de convertir en realidad los sueños que solo creíste posibles en los cuentos de hadas.
De su mano, sus ojos serán los de un príncipe azul, su sonrisa la del héroe que viene a salvarte, pero cuidado, porque en este cuento también existen los dragones que quieren aplastar el reino y brujas que, sin ser invitadas, llegan a la fiesta y quieren bailar con tu príncipe.
Tu ilusión hará que el hechizo siga vivo.
Pero siempre, ante todo y ante todos, sé tu misma y triunfarás en cada fiesta o en cada cuento que te prepare el destino.


Este texto ha sido seleccionado para ser publicado en el libro "Más cuentos para sonreir" de la editoral Hipálage.

7 comentarios:

Alicia. dijo...

A veces podemos vivir nuestro propio cuento. Pero como dices, pueden haber dragones. O troles disfrazados de príncipes.

Versus Die dijo...

Los cuentos cuentos son (suspiro) justo ayer dieron la noticia de que han descubierto (vaya cosa) que la gente cree que la realidad es como en los cuentos, como en las comedias románticas, y sufren frustraciones en su vida real. Pero qué podemos hacer? dejar de soñar?

Me llaman Emma, y mis hijos, cuando necesitan algo. dijo...

Hola, acabo de conocer tu blog. Veo en tus entradas... decepción... melancolía..., pero me gusta.
Cada uno vivimos nuestro propio cuento aunque ni la trama ni el final dependa al 100x100 de nosotros. Un consejo si me permites: rodéate de personas felices, dicen que la felicidad es contagiosa.

Ayrim dijo...

Esto me ha hecho suspirar...porque al fin y al cabo, todos queremos creer en nuestros cuentos mentales...aunque nunca lleguen a cumplirse.

Un saludo Jane!

Emma dijo...

Una última cosita para esta última noche del año, quiero pediros a todos que con la primera, o con la última uva, tengáis un recuerdo para los que no tienen hogar, para los "sin techo".

Ojalá ellos puedan algún día escribir un final feliz a su cuento.

Felicidad y salud para el 2009.
Un saludin a todos.

nuria dijo...

Que tus sueños se cumplan...

Feliz Año 2.009

Mil abrazos

Gerard P.Cortés dijo...

Oye, me han encantado estas líneas.... y el título de la moraleja para adolescentes es genial!

De todos modos, te buscaba por otra cosa: supongo que te enteraste del cierre de OcioJoven, ¿no? Pues bien, estamos ya todos instalados en la nueva web de Akhul www.OcioZero.com y tenemos la Taberna reabierta, así que si quieres reunirte allí con nosotros, seguiremos donde lo dejamos (en cuanto encontremos a COON, claro...)

Una abrazo!