viernes, 29 de agosto de 2008

TOO LATE



El tiempo se me ha derramado, escapándose entre mis dedos con actitud decidida e irrevocable.
Como una idea difuminada ha ido desapareciendo de forma indiferente, sin importarle nada, sin confesarme el refugio hacia donde corre a esconderse.
Los segundos se evaporan como las lágrimas que cayeron en el olvido, como los tragos amargos que fueron superados sin que los llorara.
Los minutos me arrinconaron haciéndome víctima de algún teorema descabellado que aún no ha sido inventado.
El tiempo ha huido de mi vida insinuándose con un adiós sutil, con los contornos desgastados por todo lo aprendido y todo lo que olvidé.
Salió dejando a mi disposición una página en blanco salpicada por esfuerzos inútiles para detener lo irremediable.
Nunca advertí la secuencia de sus agujas, lo inaccesible de su ritmo, lo productivo de su rotación. Sólo reparé en su presencia justo en el mismo instante en el que me di cuenta de su ausencia.

1 comentario:

Pato´s dijo...

bello simplemente!!

un minuto q pasa es irrecuperable.conociendo esto ¿como podemos malgastar tantas horas?

besitoss..
te espero pronto cuidate..