DERECHO AL SILENCIO




No quiero empezar una discusión...
ni siquiera una conversación.
Prefiero el silencio al sonido de palabras vacías.
A fuerza de excusas has creado una tormenta
que ahora se ha vuelto contra tí,
dejándote salpicado de mi indiferencia.
Sé que no tienes prisa por acelerar un final
que me aleje de ti,
pero tampoco se puede retrasar lo inevitable...
el tiempo no es una solución.
Estoy cansada de recordarte lo que nunca debiste olvidar
y ahora yo invoco mi derecho al silencio.

Comentarios

Xarnego ha dicho que…
Tienes derecho a tu silencio,
pero sin escribir aquí,
nunca sabrías que te he leído.

Siempre me gustaron
los silencios elocuentes.